FUNDAZOO apoya la conservación de las ranas Agalychnnis annae

El Parque Zoológico y Jardín Botánico Nacional Simón Bolívar, constituye un “pulmón verde” en medio de de la ciudad, el cual no solo sirve como purificador de aire, sino que también representa un parche de bosque para algunas especies de peces anfibios, reptiles, aves y mamíferos que utilizan éste parque como zona de paso o bien como sitio de alimentación y refugio en el centro de San José.


Para la rana arborícola de ojos dorados, Agalychnis annae, la laguna natural que se encuentra en el zoológico constituye su hogar y es justo allí donde se ha establecido una población de ésta especie, endémica de Costa Rica y ha sido catalogada como una especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Lo anterior debido a que, muchas de las poblaciones de ésta rana desaparecieron o disminuyeron de sus hábitats originales, los cuales se ubicaban en zonas prístinas de los bosques premontanos húmedos y lluviosos. Actualmente, las poblaciones conocidas de ésta rana se encuentran dentro de las áreas urbanas del Valle Central, principalmente en sitios intervenidos por el ser humano, como lotes baldíos, jardines y cafetales.