Derecho de Respuesta FUNDACIÓN PRO ZOOLÓGICOS ACLARA


  • Imprecisiones y números infundados sobre el Parque Simón Bolívar

El jueves 16 de marzo del 2017 el periódico La República abrió su edición impresa con el título “Zoológico Bolívar es insolvente”, artículo del periodista Fabio Parreaguirre que hace un análisis de los estados financieros parciales de la Fundación Pro Zoológicos, y sobre el cual queremos aclarar un serie de puntos.


Desconocemos el razonamiento técnico y la metodología utilizadas por el señor Parreaguirre para su análisis, así como el criterio para emplear la palabra insolvencia, ya que insolvente es una persona civil que no puede pagar las deudas, y FUNDAZOO no tiene deudas pendientes con ningún acreedor, muy por el contrario, los parques han seguido operando normalmente y se ha continuado con el desarrollo de los mismos.

Es falso que la fundación este pidiendo que los contribuyentes cubran ningún déficit, pues opera con los recursos generados de su autogestión. Los recursos que el Ministerio aporta fueron establecidos en 1993 y ratificados por los Tribunales de Justicia.

Las imprecisiones del periodista vienen de tiempo atrás, pues en un artículo del pasado 24 de febrero en La República sobre el parque indicó pérdidas superiores a los 300 millones de colones entre octubre del 2012 y marzo del 2013, lo que contradice los documentos que el mismo ministerio le suministró a Parreaguirre, pues más bien, ¡en dicho período se presentó un saldo positivo de más de 50 millones de colones!

En el artículo del 16 de marzo se mencionan pérdidas por 152 millones (entre octubre de 2013 y setiembre de 2016) pero se olvida el redactor de señalar la importante inversión en infraestructura que la Fundación ha hecho, y sigue realizando (él mismo pudo constatarlo en su visita), como parte del compromiso adquirido con el Estado para cumplir con lo establecido en el contrato para mejorar el bienestar de los animales y ofrecer a los costarricenses un parque más atractivo.

La información que da el periodista de una baja en la visitación es real, aunque se falla en mencionar que se debe, en buena medida, a la política del MINAE de atacar constantemente a FUNDAZOO, a los artículos con un sesgo negativo de los medios de comunicación (con más de 236 publicaciones en contra en pocos meses) y a la participación de grupos animalistas en esas acciones gubernamentales haciendo manifestaciones con menos de 15 personas, pero que curiosamente reciben amplia difusión en la prensa.

Estas acciones son las que confunden a la opinión pública en temas como la renovación del contrato de la Fundación con el Estado, el cierre de los zoológicos, las condiciones del parque y la situación de los animales en cautiverio, que sin duda afectan la percepción ciudadana, lo que se refleja en la visitación y la afectada imagen institucional.

No deja de llamar la atención que el artículo cierre mencionando que no existe ningún criterio económico (obviamente dejó de lado la importancia de la investigación, la conservación y el bienestar animal) que sustente seguir con la operación del zoológico, más bien insta a apoyar un proyecto para crear un jardín botánico.

Lástima que el señor Parreaguirre no se haya informado un poquito mejor antes de escribir esas líneas, pues resulta que desde 1937 (Decreto número 8 de ese año) existe ya un Jardín Botánico en San José y está, precisamente, en las instalaciones del Parque Simón Bolívar.

En virtud de todo lo anterior manifestamos que la Fundación no tiene problemas financieros, todo son invenciones del periodista que escribe el artículo, no sabemos con qué intenciones


Por cierto, hasta ahora nadie ha mostrado los estudios de impacto económico que sustenten los alegres números del proyecto mencionado ya en varias publicaciones de La República desde hace varios años.

Precios y horarios

Precios y horarios